Domingo :: 26 / 03 / 2017

Además COMPRAS | CURSOS | MIRÍADA X | REGISTRO | MAPA DEL SITIO

Tabaco y cafeína durante el estudio


 Tabaco y cafeína Fuente foto: Stock.XchngEs necesario respetar unas horas de sueño para poder mantener un buen ritmo de estudio. Una media de 7-8 horas sería lo correcto, para rendir de una forma más satisfactoria.

Algunos estudios muestran que en la medida que las neuronas trabajan en exceso, veáse ante muchas horas de estudio o de trabajo continuado, producen una sustancia que al acumularse, hace que retroactivamente cree una sensación de sueño. Y es aquí cuando los estudiantes hacen uso del tabaco o la cafeína mayormente.

Efectivamente la cafeína bloquea la acción de esta sustancia que provoca el sueño y hace que el individuo se mantenga despierto, en vez de tener el sueño necesario por el cansancio y el esfuerzo. Pero ¡CUIDADO! El problema de esto se haya en que muchas veces alteramos el sistema de sueño y esto repercute con efectos negativos en nuestro organismo.

Alterar el sueño puede producir efectos nada agradables, el resultado a más corto plazo que puede suceder es lo que se denomina un bloqueo. Este bloqueo ocurre en el sitio o en el momento más inesperado, por ejemplo, durante el examen; con este bloqueo nos "quedamos en blanco"; además pueden aparecer otros síntomas durante el estudio como la disminución en la capacidad de atención o de retención de conocimientos. Pero no sólo esto puede pasar, aunque nos parezca increíble el alterar los patrones del sueño, a largo plazo, puede complicarse y producir enfermedades como la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad.

La cafeína actúa como un estimulante, pero no nos engañemos la coca-cola, el café, o bebidas que contienen un alto nivel de concentración de esta sustancia, no aumenta la capacidad de estudiar, sino que hacen insensible a nuestro organismo frente a la fatiga que se va produciendo. Así cuando nuestra capacidad de resistencia se satura, sobreviene el agotamiento, tanto físico como psíquico, sin previo aviso.

Por otro lado, ante los nervios, la angustia, el miedo y la inseguridad que nos provocan los tan temidos exámenes nos ataca la ansiedad. Los estudiantes actuamos de diferentes formas ante la ansiedad: nos mordemos las uñas, se nos forma un nudo en el estómago, se nos acelera el pulso, no paramos de comer y, en los fumadores, esto se agrava con la necesidad descontrolada de cantidades ingentes de nicotina.

Según algunos estudios, se han encontrado efectos directos entre la administración descontrolada de tabaco y las conexiones neuronales involucradas en la capacidad de memorizar y aprender. Es decir, que ante el aumento de cigarrillos, durante la época de estudio lo único que conseguimos es dificultar la memorización y el aprendizaje.

Para combatir este estado de ansiedad y este aumento de tabaco te damos algunos consejos: para empezar proponte reducir el número de cigarrillos si notas que fumas 10 cigarros más de lo que consumías antes y después es necesario que busques otras actividades que se hagan incompatibles con el tabaco, por ejemplo, tener un bolígrafo entre los dedos, comer regaliz mientras estudias, en definitiva, tener las manos ocupadas. Y sobre todo evita los pensamientos negativos, ilógicos e irracionales, porque es ante estas ideas cuando surge la ansiedad y la necesidad de fumar.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar amigo PDF PDF

Compartir: Delicious Digg Facebook Googlebookmarks Meneame Tecnorati Wikio Yahoo

Publicidad

Publicidad